esa luz que se merece tu sonrisa

El blanqueamiento dental es un tratamiento de odontología estética que tiene por objetivo suprimir las máculas bucales y hacer que la dentadura adquiera una tonalidad más blanca y refulgente. La presente popularidad de la estética ha transformado a este procedimiento odontológico en uno de los más pedidos de los últimos tiempos.

Es de singular relevancia que los dentistas estén capacitados para el manejo de los agentes blanqueadores, siguiendo un protocolo conveniente de diagnóstico, planificación del procedimiento y mantenimiento de los resultados.

Por otra parte, la población debe concebir este tratamiento como un proceso médico que debe ser efectuado bajo supervisión de un dentista, y solamente efectuado en la clínica dental especializada en blanqueamientos dentales.

Blanqueamiento dental

Te llamamos en menos de 24 horas.
Tu blanqueamiento dental al mejor precio.

Causas del oscurecimiento de los dientes

Una inapropiada
higiene oral y el consumo de determinados productos pueden provocar
perturbaciones en el tono de los dientes.

En las máculas intrínsecas
o bien endógenas se hallan aquellas que afectan a los dientes en su fase de
capacitación, antes que erupcionen en la cavidad oral, ocasionadas por el
consumo de ciertos fármacos como tetraciclinas, por hipoplasias de esmalte,
deficiencia vitamínica o bien fluorosis.  Se clasifican en este
conjunto aquellas máculas que aparecen tras la erupción bucal, producidas por
golpes, fracturas o bien debido al paso del tiempo por envejecimiento de la dentadura,
que adquiere una tonalidad más oscura.

Las máculas extrínsecas o bien exógenas se generan por el contacto de
los dientes con agentes pigmentadores, presentes en ciertos comestibles,
bebidas como el vino, el té y el café, y otros productos, como el tabaco. Estas
máculas asimismo pueden generarse tras el empleo prolongado de ciertos
colutorios orales y pastas dentífricas a base de Clorhexidina.

Tipos de Blanqueos Dentales

El blanqueamiento dental puede realizarse de diferentes formas. Depende del diente sobre el que se quiere realizar el tratamiento y el procedimiento. Las mas frecuentes son las siguientes:

Blanqueamiento en dientes vitales

Puede realizarse de dos formas distintas:

Blanqueamiento dental efectuado en la consulta odontológica

Se aplica el tratamiento en la propia clínica dental Es preciso efectuar anteriormente una profilaxis co.nveniente y comprobar que la cavidad oral está sana. 

Se trata de un procedimiento muy eficiente, en tanto que se maneja una alta concentración del componente blanqueante bajo el control de un dentista.

Blanqueamiento ambulatorio con la supervisión de un dentista.

En este género de blanqueamiento la concentración de perióxido de carbamina es del diez por ciento. Este procedimiento se efectúa en el domicilio del paciente, bajo las indicaciones del dentista. De igual forma que en el blanqueamiento precedente, es preciso efectuar ya antes del tratamiento una profilaxis y una revisión oral. Se realiza una férula a la medida para el paciente en la que se va a aplicar el agente blanqueador, con la intención de eludir cualquier posible contacto con los tejidos periodontales.

Blanqueamiento en dientes no vitales

El motivo de la decoloración en dientes no vitales acostumbra a deberse a la presencia de productos hemáticos o bien bacterianos en los conductos. Esta clase de blanqueamiento se efectúa en la consulta bucal y consiste en la supresión de todos y cada uno de los agentes decolorantes y tejido necrótico existente de la cámara pulpar en dientes endodonciados.

Técnica inmediata.

Consiste en activar la mezcla de perborato de sodio con peróxido de hidrógeno al treinta y cinco por ciento por medio de un instrumento caliente. El resultado conseguido se observa al momento.

Técnica ambulatoria

Se aplica la mezcla efectuada con perborato de sodio y peróxido de hidrógeno al treinta y cinco por ciento, se lleva a la cavidad de la cámara pulpar y se pone una obturación temporal en la superficie. Se trata de un proceso más prolongado.

Preguntas frecuentes sobre el blanqueamiento dental

Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento meramente estético que se puede hacer en cualquier sitio.

El dentista va a ser el que escoja la técnica utilizar: tratamiento en la consulta o bien domiciliario, en casa, auto aplicándose blanqueadores, más siempre y en todo momento bajo el control riguroso por la parte del dentista. Va a poder visitar al especialista cada semana, cada 15 días, etcétera, va a depender del caso.

El profesional nos debe hacer un diagnóstico anterior. Ha de ser una persona que controle que todo funcione adecuadamente, que no hay riesgo ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes. Ha de ser el que verifique que todo se hace apropiadamente, que no se está usando demasiado producto y que monitorice y prosiga el tratamiento de manera directa.

Por norma general, no es doloroso. Posiblemente en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, se genera como la sensibilidad a un helado o bien a una bebida fría. Además de esto, sabiéndolo se puede pretratar a fin de que no suceda o bien supervisarlo para eludir que vaya a más o bien que llegue a ser molesto. Frecuentemente es momentáneo y se solventa de forma espontánea. A veces es preciso hacer algún género de medida así sea referente a alterar la pauta de tratamiento o bien emplear colutorios o bien pastas dentífricas que cooperen en hacer que la sensibilidad se mitigue y llegue a desaparecer.

Una historia de leyenda es que puede dañar el esmalte, si el blanqueamiento se realiza correctamente siguiendo las instrucciones del dentista, se emplea un producto seguro, con una regulación sanitaria, vendido por empresas convenientes, no es peligroso, esto es, no se daña el esmalte si se administra apropiadamente

Internet es el caballo de batalla de los profesionales. Está prohibido por ley vender de forma directa en línea a los pacientes productos blanqueadores. Si se hace desde una web en España o bien lo vende un comercio de España es un delito, si bien se pueden adquirir en el extranjero con el peligro para la salud que supone. Y, además de esto, todo blanqueamiento efectuado en un sitio no autorizado puede tener serias consecuencias para nuestra boca. Se podrían dañar todos y cada uno de los dientes de forma severa.

Uno de los primordiales factores que hace oscurecer el tono de los dientes es el correr del tiempo. Si se blanquea un diente, con el tiempo volverá a oscurecerse. A fin de que ese grado de blanqueamiento perviva en el tiempo se van a deber tomar medidas de mantenimiento, aun, con el tiempo, algún retratamiento.

Por otro lado, hay comestibles y bebidas que influyen en el tono de los dientes ya antes, a lo largo de y tras el blanqueamiento, más verdaderamente lo que más influye son tomar medidas higiénicas inapropiadas. Debemos eludir bebidas que manchen y si es posible efectuar un buen cepillado tras la ingesta.

Debemos no fumar. Si fumas, el blanqueamiento puede ser mucho menos eficiente. En las personas que fuman o bien mascan tabaco, conjuntado con una mala higiene bucal, es más simple que el diente se oscurezca. Este género de oscurecimiento es menos esencial que el que se genera a otro género de factores en tanto que este es a nivel externo.

Y un último mito que debemos desterrar trata sobre las pastas de dientes blanqueadoras. No hay pastas de dientes blanqueadoras, sencillamente devuelven el diente a su color original mas no llegan a blanquear. Las pastas verdaderamente blanqueadoras no se pueden adquirir en farmacias, en grandes superficies o bien por Internet por el hecho de que son productos blanqueadores en forma de pasta y sí que pueden llegar a blanquear, mas ha de ser un dentista quien los facilite y explique la manera de manejo.
En suma, actualmente en las farmacias solo se pueden dispensar dentífricos blanqueadores cuyo contenido en peróxido de hidrógeno no supere una concentración del 0,1 por ciento.
Pero si está permitida la venta de productos que devuelvan al diente su tono natural, recomendamos adquirir ciertos de ellos; como con el objetivo de contribuir a favorecer la supresión de máculas superficiales sobre los dientes y a prevenir su capacitación.

No obstante, aparte de conocer qué es el blanqueamiento dental, has de saber que este tratamiento no está exento de peligros. El blanqueamiento dental es un tratamiento que, pese a conseguir por norma general resultados satisfactorios, acarrea una serie de peligros. 

Entre los posibles peligros del blanqueamiento dental se hallan las reabsorciones cervicales, la sensibilidad gingival y la sensibilidad dental post-operatoria.

Para reducir potencialmente los efectos desfavorables, es preciso cumplir con las medidas de seguridad biológicas precisas, usando las concentraciones apropiadas conforme cada técnica y siguiendo los tiempos de exposición convenientes.

Te llamamos en menos de 24 horas

Usamos Cookies para mejorar tu experiencia, seguir navegando implica aceptar las condiciones de política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Vuelve al inicio
Abrir chat